20 de diciembre de 2012

Echar de menos

¿Qué echamos de menos?
¿Qué merece más la pena echar de menos?

En ocasiones, echamos más de menos los ideales que tenemos de momentos, de personas... de ESOS MOMENTOS con ESAS PERSONAS, en un pasado lejano, que nos olvidamos de los hechos que nos enriquecen día a día, en un pasado no tan lejano.

Ayer mismo, ¿Por qué no echar de menos las risas de ayer?

Echa de menos en un pasado no tan lejano, echa de menos de forma que valores a los que estén a tu lado, echa de menos de forma que no te haga daño.

Porque, en estos tres meses he aprendido, que echar de menos no necesariamente implica pasarlo mal,  simplemente implica ganas de volver a lo que sientes como tu pequeño hogar, de volver a compartir esos días de chocolates o de dietas, y esas rísas... y esas tonterías que solo ocurrirían en tu casa, que sí, que quizás cambien, pero sabes que AHORA, las estás viviendo y que tienes que aprovecharlas al máximo.

No hay comentarios: