14 de diciembre de 2010




Llegas a la solitaria playa, descalzas y andas lentamente en la arena que acaricia tu piel, sintiendo como la brisa te da energía, libertad, melancolía ... te da una sonrisa, ves algo blanco allá a lo lejos, como una loca y muerta de curiosidad corres hasta ver que es y, en ese momento notas que el te está acariciando la mejilla y mirándote con ojos dulces mientras tu te asombras de aquel sentimiento que recorre tu cuerpo, de lo que ven tus ojos, de lo feliz que eres en ese momento...
sonríes con una ternura inmensa, brindas con el delicioso vino que te sirvió en la copa y le besas. Sellando así, tu amor por él.

Porque las pequeñas cosas nos hacen realmente felices.

4 comentarios:

Sophie dijo...

mmm...que bonito :)

Lucy dijo...

Los pequeños detalles a veces son lo mas importante...
Una mirada en un momento de debilidad, una sonrisa un lunes por la mañana,... cosas asi te pueden alegrar la vida...
Y cuando dejan de hacerse es cuando las echas en falta...

kumo umay dijo...

las cosas pequeñas son las que forman la vida, sin ellas no seriamos felices, encontrar una foto olvidada en algún rincón, encontrar una canción nueva que te encante, ver que alguno de los blogs que sigues han subido uan entrada nueva al blog xD esas tonterías te hacen feliz

tusojosmisalas dijo...

hola vanne, como estas?
es cierto eso las cosas pequeñas son donde esta la verdadera felicidad :)
un abrazooo
David.V.